Información sobre la ciudad

MADRID

Madrid, la capital del país y la tercera ciudad más poblada de la Unión Europea

Madrid posee uno de los cascos históricos más importantes de Europa, conocido también como «Madrid de los Austrias» que gira alrededor de la Plaza Mayor, inaugurada en 1620, y la Plaza de la Villa, sede del antiguo ayuntamiento.

Cerca de la Plaza Mayor puedes pasear para sentirte como un rey hasta el llamado “centro aristocrático” y descubrir la belleza del Palacio Real, la Plaza de Oriente, la Catedral de La Almudena, es el Madrid de los Borbones.

Madrid es una de las ciudades europeas con mayor proporción de zonas verdes por habitante. Es la segunda ciudad del mundo en número de árboles en las calles y paseos.

Las calles de Madrid son un verdadero museo de escultura al aire libre. En forma de relieves, adosadas a edificios o encaramadas a sus cornisas se encuentran multitud de esculturas. En el Parque del Retiro, en la Plaza de la Ópera, en el Paseo de la Castellana.

Qué visitar en Madrid

El Paseo del Arte

Seguramente el Paseo del Arte sea uno de los lugares del mundo con mayor concentración de belleza. Y es que en poco más de un kilómetro se encuentran el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza y el Reina Sofía (que se pueden visitar de manera conjunta comprando la Tarjeta Paseo del Arte) a los que acompañan otras instituciones y edificios de obligada visita.

El Palacio Real

Morada regia desde Carlos III hasta Alfonso XIII, el Palacio Real de Madrid nos propone un viaje por la Historia de España. Aunque no está habitado por los actuales monarcas, el recinto es la residencia oficial de los reyes. Ahora además puedes visitar su fantástica Real Cocina, el ejemplo más destacado, conservado hasta nuestros días, de cocinas históricas de las residencias reales europeas​.

Parque de El Retiro

Con 125 hectáreas y más de 15.000 árboles, el parque de El Retiro es un remanso verde en el centro de Madrid. Especial atención merecen algunos de sus jardines: el jardín de Vivaces, los jardines de Cecilio Rodríguez (jardines clasicistas con aires andaluces), los jardines del Arquitecto Herrero Palacios, la Rosaleda (colección de rosas) y el Parterre Francés con el Ciprés Calvo, el árbol más antiguo de Madrid, del que se dice que podría tener alrededor de 400 años.

No es solo uno de los pulmones de Madrid, sino que ofrece también cultura, ocio y deporte a madrileños y visitantes. Entre sus elementos arquitectónicos e históricos más importantes se encuentran: el Estanque Grande que ofrece varias actividades, como barcas de remo, barco y aula solar y la Escuela Municipal de Piragüismo, el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal, ambos utilizados actualmente como salas de exposición.

Estadio Santiago Bernabéu

El Real Madrid es uno de los tres equipos que esta ciudad aporta al fútbol profesional, junto con el Atlético de Madrid y el Rayo Vallecano. Poseedor de múltiples títulos europeos e internacionales, el club blanco abre sus puertas 363 días al año para que los amantes del fútbol y el deporte conozcan sus históricas instalaciones, en una de las visitas que no puedes dejar de hacer en tu viaje a Madrid, un espectacular tour que este año celebra su vigésimo aniversario.

El Santiago Bernabéu (llamado así en honor al mítico dirigente madridista, que presidió el club de 1943 a 1978) fue inaugurado en 1947 y en la actualidad puede albergar a 81.044 espectadores. El estadio cuenta con 245 palcos VIP y cuatro restaurantes (La Esquina, Puerta 57, Real Café Bernabéu y Zen Market -cerrados durante la celebración de los partidos-).

ción.

Plaza Mayor

Esta plaza porticada es el corazón del Madrid de los Austrias, el casco viejo de la ciudad y el punto de partida ideal para una visita a uno de los barrios con más encanto.

Antes de que Madrid fuese una capital de grandes avenidas y bulevares, su mapa lo conformaban pequeñas calles y pasadizos, que hoy nos trasladan a tiempos de espadachines y pícaros.

La Plaza Mayor empezó a cimentarse sobre el solar de la antigua Plaza del Arrabal, donde se encontraba el mercado más popular de la villa a finales del siglo XV, cuando se trasladó la corte de Felipe II a Madrid. En 1617 se encarga al arquitecto Juan Gómez de Mora establecer uniformidad a los edificios de este lugar, que durante siglos ha acogido festejos populares, corridas de toros, beatificaciones, coronaciones y también algún auto de fe.

Puerta del Sol

La plaza de la Puerta del Sol es uno de los emblemas de Madrid. En su planta semicircular confluyen varias de las calles históricas y más transitadas de la ciudad, como Mayor, Arenal, Alcalá o Preciados, y concentra varios de los elementos más representativos de esta urbe.

Uno de ellos, es el famoso reloj de la Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid, que cada 31 de diciembre marca las doce campanadas del nuevo año ante una multitud que se congrega a sus pies, para tomarse las doce uvas tradicionales en una ceremonia que se retransmite por televisión a millones de españoles.

En el mismo lugar, frente a la puerta de la Casa de Correos, se encuentra la placa del Kilómetro Cero, que señala el origen del kilometraje de las diferentes carreteras radiales nacionales que parten de Madrid.

Fuente de Cibeles

La Fuente de Cibeles, construida en 1782, es uno de los símbolos de la ciudad. Se encuentra situada en el centro de la plaza a la que da nombre y está rodeada por los edificios del Palacio de Buenavista (Cuartel General del Ejército), Palacio de Linares (Casa de América), Palacio de Comunicaciones (antes sede de Correos y actualmente del Ayuntamiento de Madrid) y Banco de España.

La fuente representa a la diosa romana Cibeles, símbolo de la tierra, la agricultura y la fecundidad, sobre un carro tirado por dos leones, los personajes mitológicos Hipómenes y Atalanta. La diosa y los leones fueron esculpidos en mármol y el resto en piedra. La escultura de la diosa es obra de Francisco Gutiérrez. Los dos leones ha sido esculpidos por el francés Roberto Michel.

Puerta de Alcalá

Situada en el centro de la Plaza de la Independencia, la Puerta de Alcalá es una de las cinco antiguas puertas reales que daban acceso a la ciudad, construida por mandato de Carlos III para sustituir otra anterior que databa del siglo XVI. Esta puerta monumental, inaugurada en 1778, se encuentra al lado del Parque del Retiro y en ella confluyen calles tan destacadas como Alcalá, Alfonso XII o Serrano, y constituye uno de los iconos turísticos de Madrid.

Diseñada por Francesco Sabatini, se trata de un arco de triunfo de granito de estilo neoclásico, el primero construido en Europa tras la caída del Imperio romano, precursor de otros conocidos como el Arco de Triunfo de París o la Puerta de Brandeburgo de Berlín. A diferencia de la Puerta de Toledo o la de San Vicente, cuenta con cinco vanos en lugar de los tres habituales.